El sorprendente sensor de la Fujifilm X-A1


Se anunció en la quincena de setiembre de este año sin mucha algarabía y cobertura mediática limitada, la descripción en resumen que la vasta mayoría de portales hicieron, resaltaba su sensor convencional de 16MP y algunos hasta renegaban de la decisión de Fujifilm de optar por la matriz bayer y no mantenerse únicamente con sus sensores X-Trans. El tiempo pasó y la Fujifilm X-A1 se va abriendo paso con cada prueba profesional o aficionada que recibe, su sensor si bien convencional, no es el mismo Sony que equipan decenas de cámaras, sino uno rediseñado que llega corregido y aumentado, el rendimiento en RAW y también en JPEG poco o nada tiene que envidiar al buen sensor X-Trans, de hecho, por su naturaleza resuelve mejor el fino detalle de patrones donde predomina el color verde, deficiencia conocida de los sensores X-Trans como se aprecia en los recortes al 100% adjuntos.


Si establecemos una sensibilidad tibia (ISO 1600), el sensor bayer de la X-A1 destaca sobre la competencia (NEX-6 y 700D) en lo que ruido concierne, no obstante el sensor X-Trans lo hace mejor pero bajo la penalidad de perder algo de nitidez.



Otra debilidad del sensor X-Trans, sufre para resolver el detalle sobre patrones finos y repetitivos, la Fujifilm X-A1 lo hace sin duda mejor, al igual que la NEX-6 y la EOS 700D.



Llevado al extremo (ISO 6400), las diferencias son aún más pronunciadas, ambas Fujifilm destacan por su fino grano y bajo ruido, aunque la X-A1 es notoriamente más nítida, aspectos que podrían confirmar que en efecto el captor de imagen no es el mismo CMOS APS de 16MP que hemos visto desfilar en múltiples modelos sino una nueva generación probablemente fabricado por la propia Fujifilm.





Dpreview]

Comenta

Publicar un comentario en la entrada