Así enfoca el Nikkor 32mm F1.2

En modo automático.



En modo manual.



El gran CX Nikkor 32mm F1.2 ofrece más de lo que el pobre sensor de la Nikon V2 rinde, tal vez la próxima generación haga justicia a la calidad óptica de tremendo vidrio. La solución es sencilla, pedir prestado el sensor de 1" con 20MP fabricado por Sony y darle las gracias por los servicios prestados a Aptina.




El bokeh o desenfoque es placentero con el diafragma totalmente abierto, permitiendo olvidar en este apartado el diminuto tamaño del captor, emulando con efectividad el resultado que se obtendría con una focal de 57mm F2.0 en sensores APS y de 87mm F3.2 en  el Full Frame. 


La prueba llega desde China, @F1.2 la resolución cae incluso al centro pero se recupera bien saltando un paso, sin embargo el aspecto negativo son las aberraciones cromáticas, si bien controladas, son inevitablemente visibles con el diafragma en su punto más abierto y es que aunque parezca mentira, a pesar del reverstimiendo con nanocristales, su composición no incluye elementos ED.

Mobile01]

Comenta

Publicar un comentario en la entrada