Como se ve un objetivo de $13,000 por dentro y otras curiosidades


Se trata del Canon EF 600mm F4L IS II USM y forma parte de una curiosa selección de imágenes del interior de cámaras y objetivos publicada recientemente en PopPhoto.


El EF 400mm F2.8L IS II USM es ligeramente más económico que el anterior, pero con elementos igual de sorprendentes, el segundo desde el frente llama particularmente la atención por su volumen así como aquel casi al medio por su extremada curvatura.


El modesto Samyang 8mm no solo lo es en precio sino también en apariencia (interior).


El potente zum de 26X de la XS-1 así luce por dentro, voluptuoso barril con elementos pequeños salvo los frontales, pero con un gran espacio vacío en su interior, necesario para jugar con la focal variable.


Este imagen de un Zeiss Photscope partido por la mitad es toda una rareza, con un alcance de entre 600mm y 1800mm tiene elementos en cada extremo de su construcción, impresionante.


El buen Nikkor 14-24mm F2.8 ahorra cada milímetro disponible, la distribución de los elementos casi llenan el espacio y si les parece pesado, pues la razón está en esos buenos bloques de vidrio que lo componen.


Cerramos con uno de los mayores objetos de deseo al desnudo, la Fujifilm X-Pro1 exhibe su codiciado interior sin pudor.

Comenta

Publicar un comentario en la entrada