Comparativa del patrón de moiré



Para evitar el patrón moiré, se instala uno o varios filtros de paso bajo delante del sensor, la idea es eliminar la interferencia que se genera cuando patrones o tramas similares se superponen. La consecuencia es cierta pérdida de nítidez ya que se dejan pasar las frecuencias bajas y se suprimen las altas, generando la sensación de un mal enfoque. La efectividad depende de la intensidad del filtro de paso bajo, los fabricantes prefieren los débiles ya que afectan menos la calidad de imagen. Un blog japonés ha efectuado una interesante comparativa en JPEG y RAW entre distintas marcas y modelos, los recortes que ven en pantalla son al 100%, arriba el JPEG y abajo el RAW, éstos últimos recortes revelan que el filtro de paso bajo más efectivo lo tiene la Sony NEX-7, la 5D3 y la 5D2 se comportan de manera similar, presumo que no ha habido mayor variación en este apartado, muy contrario a lo que se viene comentando en estos días, la Lumix GX1 es un desastre, el moiré se cuela por todas partes, pero si hay alguien que lo hace peor es la PEN EPM1, el sensor no resiste y hasta se desborda, situación extrema que no puede ser corregida ni siquiera en JPEG.

En JPEG la situación no varía mucho, el Digic 5+ es efectivo en limpiar la imagen sin pérdida importante de nítidez, la NEX-7 sigue siendo la mejor del grupo, el Venus de la GX1 a duras penas lo reduce pero a cambio de una notable e imperdonable pérdida de detalle y finalmente la Olympus OM-D E-M5 sufre del mismo problema en tal vez la misma intensidad que su par micro4/3, pero el TruPic no se hace problemas en reducirlo, ni siquiera lo toca, el moiré subsiste y los usuarios tendrán que aprender a convivir con el.


vía]

Comenta

Publicar un comentario en la entrada