Kodak se declara en bancarrota

Crónica de una muerte anunciada, el culebrón de Kodak, que empezó en el 2007 y cuyos capítulos finales se empezaron a escribir a inicios de octubre del 2011, cuando el valor de su acción cayó por debajo de un dólar, llega a su final, con la reciente declaración en bancarrota y su acogimiento al capítulo 11 de la Ley de Quiebas estadounidense. La innovadora compañía norteamericana, paradójicamente sucumbe ante su propia creación, la fotografía digital, que inicialmente negó implementar en su línea de negocios, mientras que la competencia japonesa avanzada y ganaba terreno. Kodak, valorizada en $31 billones hace 15 años y con más de 60,000 empleados alrededor del mundo en su mejor época, pide protección cuando vale menos de $150 millones e intenta salvar alrededor de 7,000 puesto de trabajo, con la venta de sus cerca de 1,100 patentes en un periodo que no deberá exceder el año 2013, para ello ya cuenta con un préstamo del Citigroup por $950 millones, que le inyectarán liquidez y le permitirán operar durante el proceso de salvataje. Kodak tiene en planes vender un significativo número de activos, que le permita revertir la situación actual, de $6.75 billones de pasivos, frente a $5.1 billones de activos, situación que le valió para que Moody's y Fitch rebajaran la calificación su deuda al nivel de bono basura. Fin del cuento, Kodak se agarra con uñas y dientes, le queda un largo camino de solo dos años, esperemos que lo logre y pueda volver a despegar y reingresar con éxito al competitivo mundo de la fotografía digital.


Kodak

1 Comentario:

Oihuka84 dijo...

saludos, una pequeña corrección billion en inglés se refiere a mil millones, no como en español que es un millon de millones, buen articulo, saludos

Publicar un comentario en la entrada