SanDisk Extreme III sobrevive más de un año bajo el mar


Esta es una buena publicidad para las tarjetas SanDisk, el dia de ayer Markus Thompson publicó en su cuenta de Google+, que había encontrado una Canon 1000D / XS sumergida en el área de Deep Bay en la Isla de Vancouver. La cámara se encontrataba totalmente corroída y era inservible, pero al retirar la tatjeta SD e insertarla en una lectora, se dió con la sorpresa que ésta aún funcionaba, 50 fotos habían en su interior y que le permitieron determinar que la cámara se había pérdido hace más de un año, Agosto 2010 de acuerdo al EXIF, siendo el dueño un bombero, el mismo que aparece con su familia. Se inició la búsqueda del dueño y éste logró ser identificado en tiempo récord gracias a la Internet. La tarteta es una SD SanDisk Extreme III de 2GB.

Google+ vía Engadget

Comenta

Publicar un comentario en la entrada