Olympus en su hora más crítica, ha admitido prácticas fraudulentas desde hace más de 20 años


El escándalo se acaba de desatar, el actual Presidente de Olympus Shuichi Takayama ha reconocido públicamente que las adquisiciones cuestionadas por Michael Woodford, se habrían realizado con el único propósito de ocultar pérdidas en inversiones bursátiles por décadas, se presume que la ilegal práctica se habria realizado desde los años 80 y no es poca cosa, las consecuencias podrían ser fatales para la tradicional firma nipona, falsear ingresos para cubrir pérdidas, no solo le podría costar ser expulsado de la bolsa, sino que además afectaría seriamente su continuidad. Al día de hoy, la compañía registró una caída de valor en casi el 30% cotizando cada acción en 734 yenes, lo que constituye una pérdida total del 70% desde que destituyeran a Michael Woodford. Takayama ha culpado a Tsuyoshi Kikukawa (anterior presidente), a Hisashi Mori (anterior vice presidente) y al auditor Hideo Yamada, no descartando la posibilidad de abrir cargos en contra de los mencionados. Se le viene la noche a Olympus, tiene un oscuro porvenir, y tal vez su situación sea algo más complicada que la propia Kodak.

Reuters vía 1001 Noisy Cameras

Comenta

Publicar un comentario en la entrada