Un Google Doodle Memorable: Machu Picchu

Google celebró el día de hoy, el descubrimiento científico de Machu Picchu, realizado por Hiram Bingham, el 24 de Julio de 1911. Mezquindades y desinformación caviar muy aparte, nadie niega, ni siquiera el propio Bingham, que el poblador cusqueño Lizarraga fue el primero en re-descubrir la existencia del Santuario Inca, sin embargo, es gracias a su labor e iniciativa que se inicio la exploración científica y su posterior presentación al mundo en 1913, cuando fuera portada de National Geographic. No hagamos de la historia, lo que hemos hecho con la política del país, el cansino, absurdo, estúpido y repetitivo estribillo de que yo leo y tu no, manipulando la información con medias verdades, que nos ha llevado a la situación de incertidumbre que sufrimos actualmente, no se trata de leer, sino saber que se lee y a quien se lee, y mejor aún, entender lo que se lee. Dejémonos de interpretaciones auténticas, por que para copiar lo malo, ya han empezado a demostrar que son muy buenos. Este blog es apolítico, pero hay cosas que se tienen que decir, a pesar de que la moledora de carne caviar, esta en todos lados y no pierde un instante en atacar a quien piense distinto, lamentable pero cierto. Esta entrada no acepta comentarios y espero no volver a pronunciarme sobre asuntos internos que se debaten en mi país.

De Wikipedia, Hiram Bingham, un profesor norteamericano de historia interesado en encontrar los últimos reductos incas de Vilcabamba oyó sobre Lizárraga a partir de sus contactos con los hacendados locales. Fue así como llegó a Machu Picchu el 24 de julio de 1911 guiado por otro arrendatario de tierras, Melchor Arteaga, y acompañado por un sargento de la guardia civil peruana de apellido Carrasco.Encontraron a dos familias de campesinos viviendo allí: los Recharte y los Álvarez, quienes usaban los andenes del sur de las ruinas para cultivar y bebían el agua de un canal inca que aún funcionaba y que traía agua de un manantial. Pablo Recharte, uno de los niños de Machu Picchu, guió a Bingham hacia la "zona urbana" cubierta por la maleza.

Bingham quedó muy impresionado por lo que vio y gestionó los auspicios de la Universidad de Yale, la National Geographic Society y el gobierno peruano para iniciar de inmediato el estudio científico del sitio. Así, con el ingeniero Ellwood Erdis, el osteólogo George Eaton, la participación directa de Toribio Recharte y Anacleto Álvarez y un grupo de anónimos trabajadores de la zona, Bingham dirigió trabajos arqueológicos en Machu Picchu en 1912 hasta 1915 período en el que se despejó la maleza y se excavaron tumbas incas en los extramuros de la ciudad. La "vida pública" de Machu Picchu empieza en 1913 con la publicación de todo ello en un artículo en la revista de la National Geographic.
blog comments powered by Disqus