Complicado armatoste casero, prueba ser ideal para capturar insectos en vuelo


Cuatro meses tardó diseñarlo, pesa 7.2 kilogramos, se realizó en torno a una Nikon D300, se utilizaron tres flashes (dos SB80DX y un anillo macro SB29s), dos ópticas macro, el 60mm f2.8 que sirve de guía a la luz infrarroja, y el 105mm f2.8 montado en la cámara. El mérito del experimento, es la velocidad de reciclaje de apenas 3.3 microsegundos. La circuiteria y el aluminio abundan, sólo echenle un vistazo a esta imagen posterior, sin duda sólo para entendidos en la materia.


Y el resultado, sencillamente genial.


Flickr | Flickr Samples vía Popphoto

Comenta

Publicar un comentario en la entrada